Your search results

Descubre qué es la domótica

Posted by Bourgeois on 22 May, 2020
| 0

¿Qué es la domótica?

Podemos definir la domótica como un conjunto de sistemas que permiten el control automático inteligente de las instalaciones eléctricas de una vivienda. Tiene como objetivo optimizar la gestión de la energía y facilitar la vida a sus usuarios.

¿Cómo funciona la domótica?

Hemos dicho que la domótica gestiona los elementos eléctricos de una vivienda de una manera eficiente, pero muchos nos preguntamos qué se precisa para tener un sistema domótico. 

Debemos saber que está constituido por una central y por diferentes equipos interconectados en red. De hecho se mantiene el cuadro eléctrico de protecciones con diferenciales y magnetotérmicos que también utiliza la instalación eléctrica de toda la vida. La diferencia está en que la domótica añade unos dispositivos que funcionan vía internet y permiten el control automático de aquellos elementos de la vivienda que estén interconectados. De este modo, una vivienda domótica nos permite controlar de manera automática y autónoma elementos como las luces, la calefacción, la climatización, las cámaras y videos de seguridad, el videoportero, motores, persianas, calefacción y otros elementos adaptados de los que se disponga.

Ventajas de la domótica

La gran ventaja de un control domótico es que podremos accionar los diferentes elementos de la vivienda mediante voz o movimiento y a través de control remoto desde un smartphone, tablet o una smart TV. Una vivienda domótica permite controlar de manera automática los electrodomésticos y/o electricidad adaptado a ello.

¿Qué diferencia hay entre domótica e inmótica?

Cuando hablamos de una instalación domótica o de una instalación inmótica estamos hablando del mismo sistema de automatización inteligente pero a diferente escala. Así pues, la domótica abarca estructuras de menor envergadura como son las viviendas o casas particulares. En cambio, la inmótica trabaja a mayor escala, es decir con estructuras de mayor tamaño como grandes edificios: entre ellos encontraremos centros comerciales, edificios de oficinas, complejos de viviendas u hospitales.

En el caso de inmótica, al operar en la administración de sistemas e instalaciones de estructuras mayores suele proporcionar un porcentaje más alto de ahorro de energía. Eso es debido a que permite optimizar el mantenimiento y el funcionamiento global del edificio con la màxima eficiencia en cada uno de sus sistemas. Así pues, la seguridad, la iluminación o la climatización de un edificio se gestiona utilizando solo y de manera inteligente la energía precisa en cada momento. Proporciona un porcentaje de ahorro de energía que en muchos casos llega al 40%. En el caso de la domótica, al tratarse de viviendas o casas particulares y por ello de edificios de proporciones más pequeñas, el ahorro de energía suele ser un poco inferior, aunque no por ello relevante para la economía familiar. 

 

En la actualidad la domótica está ganando terreno y empieza a formar parte del día a día de muchas viviendas. La domótica ya no es exclusiva de las llamadas casas inteligentes y en diversos grados forma parte de la vida cotidiana de nuestras familias.